fbpx

Tres formas de ayudar a que las personas entiendan lo que significan tus datos

Revista Mercado2 septiembre, 20194min
servidores-elementos-dibujos-animados-base-datos_24640-9606.jpg

2,135 Vistas,

Si contribuyes a tu empresa en algún tipo de puesto autorizado para el análisis, probablemente pasas la mayor parte de tus días revisando datos. Cuando descubres una estadística que parece impactante, sabes que debes comunicar de inmediato esa información a las personas que toman decisiones.

Sin embargo, con frecuencia, la descripción se pierde entre cifras que en realidad no pueden entender. Pese a que quizás un destinatario entienda la medición a nivel intelectual, tal vez no pueda relacionarse o conectarse emocionalmente con ella.

Tu destinatario puede darse cuenta de la magnitud mediante medidas reconocibles, una distancia conocida, un segmento de tiempo conocido o un índice de velocidad. Estas son algunas estrategias que puedes emplear para que la magnitud de tus estadísticas sea tanto manejable como significativa para tu destinatario.

Relaciona los daros con un tamaño reconocido: Relaciona los datos con un tamaño reconocible comparando longitud, ancho, altura, grosor o distancia. Pero recuerda que para que el tamaño o la distancia en verdad hagan que los datos sean significativos, tienen que basarse en lo que tu destinatario reconoce o conoce.

Relaciona los datos con un marco de tiempo reconocible: Nosotros medimos el tiempo en segundos, horas, minutos, días, meses y décadas, pero podemos crear más marcos de tiempo reconocibles al hablar de horas de trabajo, tiempo de vuelo entre ciudades, un episodio de una comedia de televisión o el tiempo que tarda en cocinarse en el microondas una bolsa de palomitas. El tiempo es dinero, y eso lo convierte en una forma eficaz de entender la escala cuando se trata de darle sentido a una suma de mil millones de dólares.

Relaciona los datos con cosas reconocibles: Digamos que tienes un millón de usuarios. Es más fácil que un destinatario visualice esa cantidad si la comparas con la cantidad de personas que podrían sentarse en un estadio. Por ejemplo, el campo de béisbol de los Gigantes de San Francisco tiene 41.915 asientos. Así que si hablas de este número con un destinatario del Área de la Bahía, podrías decirle: “Nuestros usuarios llenarían el estadio de los Gigantes de San Francisco casi 24 veces”.

Los datos señalan un problema o una oportunidad. La información recabada tiene como objetivo hacernos tomar una decisión. Para que un destinatario se sienta motivado a actuar, tiene que entender la importancia de lo que está en juego si no lo hace. Podemos ayudar a los destinatarios a pasar de encontrar el sentido a encontrar el significado transmitiendo una idea de la escala.

Harvard

Lee también:  ¿Cómo elegir tu primer proyecto de inteligencia artificial?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2,136 Vistas,