fbpx

Una transformación necesaria para el futuro

Revista Mercado2 noviembre, 20193min
Screen-Shot-2019-11-01-at-9_opt.png

6,039 Vistas,

La llegada de los primeros productos tecnológicos a las escuelas data, aproximadamente, de la segunda mitad del siglo XX. Las principales universidades estadounidenses comenzaron a ofrecer en sus aulas, y de forma muy provisional, ordenadores como el Apple I, dando así breves tomas de contacto a sus estudiantes.

Unas tomas de contacto que, obviamente, eran más frecuentes en instituciones dedicadas a la enseñanza tecnológica como el M.I.T. No obstante, no fue hasta la década de los noventa cuando la tecnología comenzó a tomar una mayor relevancia en las escuelas.

El progresivo abaratamiento de los ordenadores, la llegada de nuevos formatos multimedia como Microsoft PowerPoint y la expansión de Internet como un método de comunicación universal abrieron por completo las puertas a la tecnología en las escuelas.

Todas estas iniciativas y programas desarrollados por las compañías tecnológicas y las instituciones oficiales se comportan como el eje central del cambio educativo que nos aguarda, abriendo así un nuevo mundo de posibilidades, beneficios y, por supuesto, barreras que solventar. La formación del profesorado y, en algunos casos, la oposición al cambio, es una de las principales dificultades de esta transición.

Tanto las compañías tecnológicas como los centros educativos con los que hemos contactado han insistido en la necesidad de formar a los docentes para poder afrontar este cambio de paradigma de una forma satisfactoria (son más del 50% los docentes que reclaman formación, según un informe realizado por Ipsos). Por una parte, se reclama una formación a nivel técnico que permita a los profesores extraer el máximo rendimiento de las herramientas tecnológicas.

Por otra parte, se reclama una formación a nivel metodológico. La llegada de la tecnología a las escuelas es una revolución. Una revolución que docentes, alumnos y padres tienen que abrazar. Los beneficios son múltiples- No obstante, con el paso del tiempo, el mayor impulso de las instituciones oficiales y, sobre todo, la creciente necesidad de este cambio que experimentará la sociedad, acabará evaporando todas las barreras que, a día de hoy, continúan dificultando el camino.

La transición no será rápida, sin embargo, dentro de los próximos años podremos observar cambios sustanciales en las metodologías, los contenidos y las herramientas utilizadas en la educación.

Para leer otros artículos de interés como éste, suscríbete a través de http://www.revistamercado.do/suscripciones/ para que puedas adquirir nuestras ediciones especiales y regulares.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6,040 Vistas,