[stock_market_widget type="ticker-quotes" template="background" color="blue" assets="AAPL,GOOG,FB,TSLA,PYPL,MSFT,AMZN,INTC,CMCSA" speed="50" direction="left" pause="true" api="yf" style="background: #000100;font-size:13px;padding-bottom: 0;"]
Coaching

5 impostoras que habitaron la mente de mujeres exitosas

9 mayo 2021

El síndrome del impostor es un tema demás conocido en el mundo de los negocios y una dolencia mayormente femenina. Michelle Obama, Natalie Portman o Emma Watson han reconocido sufrirlo y no sentirse merecedoras de sus éxitos y logros. El síndrome de la impostora afecta mayoritariamente a la autoestima de las mujeres, que no se sienten competentes en su entorno profesional, por mucho trabajo, esfuerzo y reconocimiento que tengan.

¿Por qué en el colegio las chicas creen que no han estudiado lo suficiente y en cambio los chicos piensan que el examen era muy difícil?

«No soy lo suficientemente buena para este puesto», «No merezco estar aquí», «Mi opinión no importa» o «Me van a descubrir» son solo algunas de las frases o pensamientos que pueden denotar que tú también estás conviviendo con el síndrome de la impostora, uno de los males más habituales de estos tiempos, junto a la ansiedad.

Este mal descubierto por las psicólogas Paulina Clance y Suzanne Imes en 1978, luego de analizar a un grupo de mujeres con éxito que eran incapaces de creer en sí mismas. En diversas ocasiones, se ha considerado que más que un síndrome sea el reflejo de los estereotipos de género. El ‘síndrome de la impostora’ no se considera un trastorno mental ni un rasgo de la personalidad, sino una respuesta a determinados estímulos externos.

Lo cierto es, que este síndrome se manifiesta de forma diferente en hombres y mujeres. Entre las féminas estas son las cinco manifestaciones más frecuentes:

1. La perfeccionista: Suele exigirse metas que normalmente son inalcanzables., lo que provoca una continua frutración. Una vez que se da cuenta de que no ha conseguidos esas metas, se vuelve a poner otras más altas. Además, como considera que solo la perfección es válida para sentirse bien, es ella misma quien tiene que hacer las cosas, por lo que delegar no está entre sus opciones.

Jennifer López: «A pesar de que he vendido 70 millones de discos no me siento como si fuese lo suficientemente buena para ello»

2. La experta: Considera constantemente que no está lista para afrontar ese nuevo puesto en el mundo laboral o ese reto. Necesita estar constantemente estudiando, pues nunca es suficiente. Suele infravalorarse y tiene miedo de no saber tanto como el resto piensa que sabe.

3. La ‘superwoman’: se siente comprometida con todo lo que sucede a su alrededor, por lo que suele coger tareas que no le corresponden. Lo de estar parada sin hacer nada no va con ella y se encuentra en continuo movimiento por lo que trabaja mucho y muy duro.

4. ‘La que lo hace todo’: «yo puedo sola», es sin duda su frase favorita, hasta convertirla en el eslogan de la vida. Es un tipo de impostoras que tiene miedo a pedir ayuda o mostrar al resto que no sabe hacer cierta labor. Cuando trabajan en equipo se abre un agujero de vulnerabilidad en su ser y se sienten tan incómodas que prefieren trabajar en solitario.

5. La genio: esta manifestación se hizo presente en la vida de la gimnasta olímpica, Almudena Cid, que en numerosas ocasiones ha sentido «no ser tan buena» ni merecedora de sus logros. Este tipo de impostoras no se permiten segundas oportunidades y quiere hacerlo todo bien a la primera sin ningún fallo. Normalmente han sido muy alabadas por su inteligencia desde niñas.

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

CONTINÚE LEYENDO

Related Posts

No Content Available
Next Post