[stock_market_widget type="ticker-quotes" template="background" color="blue" assets="AAPL,GOOG,FB,TSLA,PYPL,MSFT,AMZN,INTC,CMCSA" speed="50" direction="left" pause="true" api="yf" style="background: #000100;font-size:13px;padding-bottom: 0;"]
Entrepreneur

Comida por pensamientos: la apuesta de Silicon Valley por eliminar la hambruna 

28 septiembre 2021

Asrar Damdam, es una mujer que se centra en el largo plazo y hoy está cambiando el rumbo de la humanidad a través de su profesión. Aunque dista mucho de ser la típica científica, es una emprendedora social que ha fundado la empresa saudí de biotecnología Uvera, que es además avalada por Silicon Valley.

Fotografía: Twitter

Con su determinación y carisma, Asrar Damdam ha recorrido un largo camino desde sus sesiones extensas de trabajo en laboratorio; hoy en día pocas veces hecha mano a su bata de laboratorio. Cambió el atuendo típico de científica por el sombrero de empresaria. Con apenas 28 años es una consumada investigadora científica, fundadora y consejera delegada de la empresa Biotech Uvera, respaldada por Silicon Valley.

Al incorporar la tecnología de conservación de alimentos con un hardware que puede matar los patógenos que causan el deterioro de los mismos. Con esto aumenta la vida útil de los alimentos reduciendo significativamente los desperdicios que son parte de las causas del efecto invernadero. «Actualmente estamos recaudando 3 millones de dólares trabajando incansablemente para alcanzar nuestro gran hito del lanzamiento comercial de productos de consumo a principios de 2022″, comenta sonriente Damdam.

Parece que la directora general ha descifrado el código de un problema mundial. Se calcula que el promedio de desperdicios de alimentos de un país, sería el tercer mayor emisor de gases de efecto invernadero después de Estados Unidos y China, según la ONU para la Agricultura y la Alimentación. Estamos hablando de un sector que representa el 30% de consumo de la energía primaria del mundo y el 22% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Fotografía: EurekAlert

En los mismos informes, vemos que el 8% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero, se erradicarían por completo si se reducen los desperdicios de alimentos. Son números que invitan a reflexionar. Las Naciones Unidas estima que un tercio de todos los alimentos producidos al año (equivalente a 1,300 millones de toneladas), con un valor de 1 billón de dólares, acaba en los contenedores de los consumidores y minoristas o se estropean debido a las malas prácticas de transporte y cosecha.

Es en esta línea donde Asrar Damdam hace su apuesta con Uvera en Silicon Valley. La tecnología de esta empresa utiliza una longitud de onda específica de luz ultravioleta (UV) para esterilizar los alimentos, destruyendo diferentes bacterias, virus y patógenos que causan el deterioro y las enfermedades transmitidas por los alimentos. De hecho, ya está aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.

Dentro de la visión que tiene Damdam para esta tecnología es la de poder predecir cuándo se van a estropear los alimentos frescos y prolongar su vida útil hasta un 63%. Su objetivo final es ayudar a reducir la mitad del desperdicio de alimentos para el 2030 per cápita a nivel de minoristas y consumidores, minimizando las pérdidas de alimentos a lo largo de las cadenas de producción y suministro.

Fotografía: KAUST

Fundada en junio de 2019, la startup tiene sede en la Universidad Rey Abdullah de Ciencia y Tecnología (KAUST) en Arabia Saudí, y la fabricación se lleva a cabo en Taiwán y China. Y aunque aún no se conoce el precio de venta minorista, se sabe que será compacto, portátil y fácil de usar.

Su único competidor comparable es una empresa londinense Winnow Solutions, que utiliza el mismo principio en un producto para el uso de chefs, al rastrear e indicar dónde se encuentran los residuos alimenticios recuperables. Pero, es bastante diferente un producto de consciencia a la solución de LED’s UV que presenta Damdam.

Esta aventura de emprendimiento no es la primera vez de Damdam. Mientras estudiaba su Master en electrofísica en la KAUST, creo una «manga de corazón». Una plataforma electrónica reconfigurable hecha de un panel de silicio diseñada exclusivamente para ser un dispositivo de asistencia cardíaca. Años más tarde ganaría el premio,  L’OREAL-UNESCO For Women in Science Middle East Young Talents.

Hasta ahora a nivel regional ha estado recibiendo comentarios muy positivos. De victoria en victoria, ha conseguido múltiples subvenciones a través de su participación en concursos regionales. La empresa ganó el segundo lugar en el Idea Track del MIT Saudi Enterprise Forum y fue seleccionada entre la primera admisión de Saudi Telecom Company (stc) para su programa ImpactU.

El 31% de los inversores en startups saudíes en el primer trimestre de 2021 tenían sus sedes fuera del país, según datos de Magnitt. Uvera podría beneficiarse de un panorama de inversión oportunista, con una inversión interanual de más del 65%. Sin embargo, su directora ya anunció que el nuevo capital que se reciba será destinado a cubrir los costes de fabricación, marketing y contratación de Uvera. «Una de las cosas buenas del covid-19 es que podemos contratar y operar a nivel mundial», dice su fundadora. «Veo que mi negocio será regional y luego global, en un plazo de cuatro o cinco años». (KR) Silicon Valley

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

CONTINÚE LEYENDO

Related Posts

No Content Available
Next Post