[stock_market_widget type="ticker-quotes" template="background" color="blue" assets="AAPL,GOOG,FB,TSLA,PYPL,MSFT,AMZN,INTC,CMCSA" speed="50" direction="left" pause="true" api="yf" style="background: #000100;font-size:13px;padding-bottom: 0;"]
Coaching

El potencial femenino en las empresas familiares del siglo XXI

20 octubre 2021

En las últimas décadas, muchos países del mundo han visto un cambio importante en el papel de la mujer dentro de la empresa familiar, pues cada vez se involucra más en el ámbito organizacional y escala a más altas posiciones. Sin embargo, en muchos casos mantiene responsabilidades de otros roles que tiene en la sociedad, lo que pone ante sus ojos un escenario más complejo que el de los hombres.

Recientemente, durante nuestro evento de Power Families event 2021: Family Values, pudimos analizar en compañía de Manuel Bermejo, las buenas prácticas para tener una sana continuidad de la empresa familiar a través de las sucesivas generaciones.

La gran mayoría de hijas que asumen posiciones de liderazgo dentro de los negocios familiares realizan tareas operativas de bajo nivel desde temprana edad.

Por otra parte, son varios los estudios, que concatenados a esta presentación, pueden dar luces al verdadero rol de la mujer en las empresas familiares. Hasta el momento, muchos de estos estudios se abocan a dos campos específicos: la dificultad que tienen las mujeres dentro de las empresas aún y cuando pertenezcan a la línea familiar directa o indirectamente, y el segundo, se enfoca en cómo las mujeres crean diferentes tipos de empresas familiares, fundadas más por las relaciones de confianza que las económicas.

“En la práctica diaria se pierde de vista que el liderazgo femenino aporta diversos beneficios a las empresas familiares ya que ellas promueven un espíritu de compromiso con los objetivos del negocio y fomentan la colaboración de todos en la empresa, pues son capaces de inspirar y despertar pasión en los integrantes de la misma”, comentan en un estudio realizado en España.

Una característica, importante de destacar, de las líderes en las empresas familiares es que tienden más a compartir el poder y la información, creando así un ambiente más colaborativo y participativo. Finalmente, el fomentar que diversos puestos de liderazgo sean ocupados por mujeres tiene un efecto inspirador que influye en las demás mujeres, generando como resultado que un mayor número de ellas consideren postularse a este tipo de posiciones en la estructura familiar de la empresa.

El 75% de las empresas cuyos ingresos superan los 1,000 millones de dólares en América Latina están controladas por familias.

En un reciente estudio realizado por la consultora McKinsey obtuvo un dato impactante: el 75% de las empresas cuyos ingresos superan los 1,000 millones de dólares en América Latina están controladas por familias. A medida que los mercados emergentes continúan creciendo, la influencia de este tipo de empresas aumenta, por lo cual el Foro Económico Mundial las ha colocado en agenda, con el objetivo de intercambiar ideas para su sustentabilidad y florecimiento, así como para impulsar la economía y fomentar un desarrollo inclusivo.

El papel de hija del fundador de un negocio familiar es particularmente interesante de observar. De acuerdo con un artículo publicado por el proyecto Women in Family Business, la gran mayoría de hijas que asumen posiciones de liderazgo dentro de los negocios familiares realizan tareas operativas de bajo nivel desde temprana edad. En otras palabras, dedican largo tiempo a formar conciencia de sus responsabilidades hacia el negocio e invierten energía para conocer un negocio con la expectativa de liderarlo algún día.

Esto podemos verlo reflejado en la historia y trayectoria que muchas mujeres han debido atravesar para escalar en los negocios familiares de República Dominicana. Es interesante la distribución de mujeres CEO que hay en el país, predominando su presencia en aquellos sectores dedicados al servicio. Y no es de extrañar, si consideramos que las mujeres aportan valiosas competencias asociadas con un tipo de liderazgo femenino, como la orientación al cliente, sentido de iniciativa, visión a largo plazo y trabajo en equipo.

Desestimar el potencial de la mujer para convertirse en directiva de una empresa familiar es grave y se estaría desaprovechando grandes rasgos importantes para desarrollar el negocio. (KR)

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

CONTINÚE LEYENDO

Related Posts

No Content Available
Next Post