[stock_market_widget type="ticker-quotes" template="background" color="blue" assets="AAPL,GOOG,FB,TSLA,PYPL,MSFT,AMZN,INTC,CMCSA" speed="50" direction="left" pause="true" api="yf" style="background: #000100;font-size:13px;padding-bottom: 0;"]
Coaching

El rol de una CEO, la clave para orquestar el éxito

22 noviembre 2023

Una percepción comúnmente errónea sobre el rol de una CEO es que ella es es la tomadora de decisiones suprema, la líder que decide cada paso crítico. Sin embargo, la realidad es que el CEO tiene un papel más centrado en dar forma a las decisiones que en tomarlas directamente.

La razón subyacente es simple pero crucial. En el día a día, las organizaciones se enfrentan a innumerables decisiones, y sería poco practico que la CEO estuviera involucrada en cada una de ellas. Intentar hacerlo ralentizaría la operación y, en última instancia, podría detenerla.

Por lo tanto, en lugar de tomar decisiones directas, el papel clave de la CEO radica en permitir que otros tomen decisiones, respaldándolas. Aunque hay momentos en los que debe tomar la decisión final, el enfoque general debe seguir el principio de la navaja de Occam: cuantas menos decisiones tome el CEO, mejor.

¿Cómo se construye una CEO?

Las CEOs cuentan con diversas herramientas para influir en las decisiones organizativas. Pueden dar forma a las decisiones alineando a todos con un propósito compartido, estableciendo prioridades y metas, y desarrollando una estrategia clara. Además, la adopción de una estructura organizacional eficiente, la promoción de una cultura sólida y la implementación de un sistema de medición del desempeño son fundamentales.

A pesar de construir el contexto general que influye en las decisiones organizativas, las CEOs no pueden alejarse por completo de la toma de decisiones. Según Harvard Business Review, lo ideal es que decidan dónde y cómo participar personalmente en el vasto panorama de decisiones. Este enfoque implica determinar su nivel de participación en el diseño del proceso de toma de decisiones, elegir cuándo intervenir directamente, monitorear el progreso y dejar claro quién tomará la decisión final.

Diseñando el proceso de toma de decisiones

Las CEOs pueden ejercer su influencia diseñando cuidadosamente el proceso de toma de decisiones. Esto implica establecer parámetros como quién participará, qué preguntas se responderán, qué información se recopilará y cómo se estructurarán las discusiones. El rol de una CEO puede ser crucial en algunos procesos y un papel más ligero en otros, dependiendo de la situación.

Por ejemplo, una CEO puede estar profundamente involucrada en el diseño del proceso para decisiones clave de cartera, estableciendo métricas y plazos específicos. Alternativamente, puede delegar la tarea de preparar recomendaciones para cambios estructurales a otros, dándoles libertad para diseñar el proceso.

Participando en el proceso

Como CEO deben elegir cuánto quieren participar en las diferentes etapas del proceso de toma de decisiones. Pueden estar activas en cada paso, supervisarlo ocasionalmente o involucrarse en un punto específico. Sus decisiones sobre cuándo intervenir a menudo reflejan su deseo de que los equipos participen activamente en la decisión.

Por ejemplo, una CEO puede asistir a algunas reuniones cruciales, marcando el tono y la dirección adecuados, y luego permitir que el equipo haga su trabajo. La participación directa puede ser estratégica, como en el caso de decisiones de cartera, o más ligera, como en procesos de reducción de costos.

Seguimiento del trabajo

El seguimiento personal de las CEOs es esencial para establecer estándares, fomentar la alineación y corregir el rumbo cuando sea necesario. La retroalimentación periódica durante el proceso de toma de decisiones es vital. Las CEOs pueden optar por supervisar periódicamente el progreso, ya sea mediante reuniones regulares o verificaciones ocasionales.

La altitud o nivel de detalle en el que este elige participar en el seguimiento es una elección clave. Algunas prefieren un enfoque de alto nivel, mientras que otras profundizan en los detalles. Aunque puede percibirse como inconsistente, esta elección estratégica mantiene al equipo alerta y preparado para cualquier nivel de participación.

Tomando la decisión

Ser la cabeza de una organización,  deben decidir cuánto quieren ser el principal tomador de decisiones en asuntos específicos. Esta elección se basa en varios criterios, como la importancia estratégica, el impacto financiero, el riesgo asociado y la coherencia con los valores fundamentales de la empresa. Las decisiones estratégicas suelen exigir la participación directa del CEO, mientras que decisiones más rutinarias pueden delegarse en otros líderes.

En resumen, el rol de una CEO no es tomar todas las decisiones, sino crear un entorno que facilite la toma de decisiones efectiva. Al dar forma a las decisiones en lugar de imponerlas, las CEOs empoderan a sus equipos y guían la organización hacia el éxito. Se asemejan más a directoras de orquesta, armonizando diversas partes para lograr resultados coherentes, que a dictadoras que dan órdenes. Este cambio de perspectiva es transformador tanto para los líderes como para las organizaciones.

Por: Karime Rivas. 

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

CONTINÚE LEYENDO

Related Posts

No Content Available
Next Post