[stock_market_widget type="ticker-quotes" template="background" color="blue" assets="AAPL,GOOG,FB,TSLA,PYPL,MSFT,AMZN,INTC,CMCSA" speed="50" direction="left" pause="true" api="yf" style="background: #000100;font-size:13px;padding-bottom: 0;"]
Coaching

Inversión para novatas: así es como tienes que empezar a sembrar tu dinero 

30 junio 2021

Invertir no es un juego de azar. Esta es la conclusión que podemos extraer de las recomendaciones lanzadas hace tan sólo un mes por el multimillonario Warren Buffett durante la convención anual de Berkshire Hathaway, compañía –cuyo valor bursátil supera los 600.000 millones de dólares– de la que está al frente. Y es que al apodado como el ‘Oráculo de Omaha’ (recordemos que compró su primera acción a los 11 años) no le gusta eso de ‘apostar’ el capital como si estuviésemos en un casino, razón por la que siempre aconseja a los inversores novatos seguir sus dos reglas fundamentales. Regla nº 1: No perder dinero. Regla nº 2: No olvidar la regla nº 1.

A priori, este consejo lanzado por quien es uno de los mayores inversores del planeta puede parecer una obviedad, pero su dilatada y fructífera experiencia en el mundo de las finanzas ha estado marcada por su visión a largo plazo y por el análisis pormenorizado de las empresas en las que invierte (de ahí que pase palabra con el tema de los bitcoins). Por eso el mensaje que suele lanzar a los jóvenes inversores (o noveles) es que no basen sus acciones en la codicia, sino en la contabilidad. Formarse (e informarse) es fundamental para este empresario que, sin embargo, empezó siendo autodidacta. O, lo que es lo mismo, es más fácil obtener rentabilidad de tu dinero si inviertes con cabeza que si te pasas horas interpretando las gráficas que dan como resultado unos datos.

¿Cómo si no podrías saber lo que es el fondo indexado S&P 500 que Buffet aconseja en detrimento de los valores individuales? Efectivamente, sólo estando al tanto de la actualidad financiera y de los términos bursátiles podrías saber que el primero es recomendable porque en él están las 500 compañías más importantes de Estados Unidos y que, en el segundo caso, estarías comprando acciones individuales y necesitarías de una estrategia stock picking de selección de valores que requiere de mucha experiencia y de un análisis fundamental.

¿Cómo formarse?

Precisamente, aprendiendo de los mejores (y desconfiando de otros gurús que pretenden enredarte en ‘sus redes’). Expertos que, como Warren Buffett, aplican el mantra de que el valor es distinto del precio (value investing).También leyendo mucho: desde un manual básico como puede ser El inversor inteligente, de Benjamin Grahamy, hasta los resultados anuales de las compañías cotizadas.

Otra opción pasa por utilizar medios más profesionalizados, como puede ser el proyecto Finanzas para Mortales (que cuenta con el apoyo y mecenazgo de Banco Santander), cuyo objetivo es acercar el mundo de la economía y las finanzas básicas a jóvenes, entornos rurales, emprendedores sociales y colectivos vulnerables. Además de formación online y sesiones presenciales gratuitas por todo el territorio nacional, en su página web encontrarás herramientas financieras, programas formativos, curiosidades y consejos prácticos como este: “Antes de emprender cualquier acción económica que resulte importante, lo mejor que puedes hacer es contar con el asesoramiento de un experto”. De lo contrario puedes correr el riesgo de equivocarte.

Y si te equivocas… Siempre estás a tiempo de rectificar. Hasta el propio Warren Buffett se mantuvo en gran medida alejado de las acciones tecnológicas durante años, aludiendo que no entendía sus modelos comerciales. Sin embargo, en la actualidad, Berkshire posee participaciones de Apple. La confianza de los clientes en el fabricante de iPhone y su alta tasa de satisfacción (alrededor del 99%) son los motivos que impulsaron esta compra, según confesó durante la convención anual de su compañía celebrada en Los Ángeles, al ser considerados sus productos “indispensables” para la gente.

No sabemos, en cambio, lo que hizo que el gurú de las finanzas cambiase de opinión respecto al oro, del que llegó a afirmar que “se extrae de la tierra en África o alguna parte. Después lo derretimos, cavamos otro pozo, lo enterramos de nuevo y le pagamos a alguien para que lo vigile. No sirve para nada”. Pero su entrada en la compañía minera Barrick Gold revolucionó el mercado (e internet) durante el verano pasado (participación de la que, por cierto, ya se ha desecho).

La plataforma de compraventa de metales preciosos coininvest.com nos da algunas pistas, como que el oro es un activo tangible a prueba de inflación, que no pierde su valor universal y que puedes intercambiar en cualquier parte del mundo, o que es un medio para proteger el patrimonio de manera ultra privada.

¿Podemos decir entonces que se equivocó Buffett y luego rectificó? Seguramente todo lo contrario. Todo apunta (así lo reconocen los analistas bursátiles) a que el nonagenario, al invertir en una empresa de extracción de minerales y no en el oro en sí, se dedicó a cobrar los dividendos por las ganancias obtenidas por Barrick Gold cuando este mineral marcó máximos históricos durante la pandemia. Parece ser que “más sabe el diablo por viejo que por diablo» y que sí que es oro todo lo que reluce. Algo que sólo podrías saber al estar formado (e informado).

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

CONTINÚE LEYENDO

Related Posts

No Content Available
Next Post