[stock_market_widget type="ticker-quotes" template="background" color="blue" assets="AAPL,GOOG,FB,TSLA,PYPL,MSFT,AMZN,INTC,CMCSA" speed="50" direction="left" pause="true" api="yf" style="background: #000100;font-size:13px;padding-bottom: 0;"]
Coaching

La reinvención del reclutamiento y selección en RD: una realidad post pandemia

12 agosto 2021

«Creo que todos los gestores de Recursos Humanos hemos experimentado frustración, pues, a pesar de que muchas personas han perdido su trabajo, resulta difícil conseguir al candidato idóneo. Estos tiempos sin precedentes demandan de reclutadores flexibles, proactivos, creativos y, sobre todo, tecnológicamente competentes», así abre Ingrid Martínez, Directora ejecutiva de Unique Management Solutions un estudio que saca una interesante radiografía al proceso de reclutamiento y selección en RD luego de la pandemia, pero ¿realmente cambió algo?.

Es conocido ya lo mucho que ha cambiado el mundo corporativo con la digitalización y creciente demanda de habilidades que permitan la migración de las operaciones de la empresa hacia lo digital. Sin embargo, el proceso de selección sigue siendo el mismo. Van desde la recepción del requerimiento hecho por el área interna de la empresa, hasta la presentación de la oferta al candidato seleccionado.

En este estudio, es interesante ver cómo el 100% de las empresas que se consultaron (cerca de 177 empresas en República Dominicana), registraron pequeños cambios en su proceso de reclutamiento y selección. Las cinco actividades que han experimentado más cambios durante la pandemia covid-19 son: entrevista con el candidato, abordaje directo a candidatos, depuración médica, administración de pruebas técnicas psicométricas y competencias y los Assesments centers.

Los líderes están repensando y reconfigurando la manera en que atraen, forman, retienen y recompensan al personal. Hasta la fecha han demostrado adaptabilidad, una de las competencias más críticas en este tiempo, respondiendo rápidamente y realizando los ajustes que este entorno laboral cambiante demanda.

Lo que más cambios tuvo fue la modalidad de las entrevistas, que pasaron un 88% a ser vía Zoom y Teams. Esto por supuesto crea algunas barreras importantes que en muchos casos impide sacar un adecuado perfil del talento que se está entrevistando. Por suerte, existen algunas buenas prácticas que se pueden considerar dentro del proceso de reclutamiento y selección que son recogidas entre las diferentes grandes empresas del país.

Para sacar el máximo provecho de las aplicaciones de las entrevistas virtuales, se aprendió que es importante brindarle al entrevistado herramientas que faciliten el reclutamiento y selección en RD. Por ejemplo, darles consejos sobre el protocolo de las entrevistas para aliviar las preocupaciones de quienes no están familiarizados con las herramientas de videoconferencias o no dispongan de espacios exclusivos para tratar asuntos profesionales.

La tranquilidad de los candidatos puede ser proveída a través de la planificación. Para ello, el reclutador puede tomar unos minutos antes de la hora de la entrevista para revisar junto al candidato que la tecnología funcione correctamente antes de iniciar la llamada. Esto puede ir perfectamente acompañado de una charla amigable de no más de un minuto para hacerle sentir en confianza.

Otra de las lecciones aprendidas dentro del proceso de reclutamiento post pandemia, es el evaluar las soft skills como si fueran hard skills. Más allá de los requerimientos básicos del puesto, un trabajador remoto debe tener cierto conjunto de habilidades necesarias para desenvolverse eficientemente en el trabajo mixto (a distancia o presencial). Independientemente del puesto al que esté postulando, es recomendable que un candidato que desee trabajar remotamente presente las siguientes características:

  • Cumplimiento.
  • Autodisciplina.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades de colaboración y comunicación.
  • Conocimientos tecnológicos de básicos a medios.
  • Habilidades de organización y gestión del tiempo.

Actualmente, las vacantes más difíciles de cubrir pertenecen al grupo ocupacional técnicos. Entre las tres principales razones que, según las organizaciones, dificultan la localización del candidato idóneo. Esto ha creado un significativo desbalance entre la oferta y la demanda. 

Hasta tanto no volvamos a equilibrar la balanza entre lo que necesita la empresa y aquello que prefiere el candidato, los reclutadores deberán enfrentar el reto de captar y retener el talento para garantizar la operatividad y la creciente ola de producción que una reapertura del país exigirá de los diferentes sectores. (KR)

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

CONTINÚE LEYENDO

Related Posts

No Content Available
Next Post