fbpx

Los cinco errores más comunes al emprender un negocio

27 abril 2021

Emprender un negocio o empresa nunca ha sido fácil. Son muchas las inquietudes que surgen, y los miedos pueden llevar al fracaso de un emprendimiento mucho antes de nacer. ¿Las razones? Desde no enfocar correctamente los objetivos o simplemente pedir consejos a personas sin conocimientos en el área. 

Aunque no exista un manual que defina paso a paso las acciones para lograr ser exitoso en los negocios, por sus enfoques distintos y naturaleza variada, lo cierto es que hay que ser prudentes para no cometer los cinco errores más comunes.

Emprender sin tener formación previa

Una de las claves para lograr tener éxito en el negocio, es conocer el máximo posible sobre el campo de trabajo que tendrá la empresa, además de rodearse de un equipo con roles y habilidades definidas. Aunque muchas personas poseen las aptitudes empíricas para lograr sus encargos, la parte más importante siempre será el aprendizaje teórico llevado a la práctica. 

Olvidar la competencia

Muchos emprendedores se confìan a tal punto de la bondad de sus productos, que olvidan completamente la competencia, resultando en grandes dificultades para conseguir inversionistas y nuevos proyectos. Siempre se debe tener en cuenta, que aunque la idea sea innovadora y distinta, siempre hay otras similares, por lo que hay que buscar la manera de lograr diferenciarse. 

Más prioridad a inversores que a posibles clientes 

Realizar un plan de negocios es sumamente importante, pero hay que saber definir los objetivos por importancia, es decir, no dedicar todo el esfuerzo y tiempo a conquistar posibles inversores en el proyecto, dejando de lado la posesión más importante: los clientes.

No aplicarse lo suficiente 

El tiempo que se dedica al proyecto es directamente proporcional a los resultados inmediatos que se irán recibiendo. Hay que olvidar la idea de tener una empresa mientras se tienen otras ocupaciones, es una mala estrategia, sobre todo porque es probable que el negocio no despegue en el tiempo esperado y termine desanimándole. 

No conocer el mercado

Muchos emprendedores olvidan que el producto es para el público, no para su gusto personal. Es más común de lo que se piensa, y es muy probable que termine fracasando por no enfocarse en las necesidades del cliente. La prioridad siempre es conocer lo que el usuario quiere, y ofrecerlo como lo que más necesita en el mundo. 

Por supuesto, todos estos errores van a depender mucho de la naturaleza de las empresas y la personalidad de los empresarios, por lo que, quienes sean más persistentes y optimistas, y además tomen en cuenta cada uno de los aciertos y desaciertos, lograrán ver crecer su emprendimiento. 

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.


Noticias Relacionadas

No hay más noticias
Siguiente Post