[stock_market_widget type="ticker-quotes" template="background" color="blue" assets="AAPL,GOOG,FB,TSLA,PYPL,MSFT,AMZN,INTC,CMCSA" speed="50" direction="left" pause="true" api="yf" style="background: #000100;font-size:13px;padding-bottom: 0;"]
Business

Mujeres en la energía: ¿cómo pueden las mujeres empoderarse dentro del sector?

29 octubre 2021

La pandemia ha provocado que millones de personas, especialmente las mujeres, reconsideren sus carreras. De hecho, hay pocas industrias en las que esto sea más evidente que en el sector energético. Desde las principales compañías de petróleo y gas como BP y Shell que anuncian objetivos netos cero, hasta las agencias gubernamentales y empresas privadas que crean nuevos puestos, organizaciones sin fines de lucro que ganan más influencia, empresarios que crean nuevas soluciones y los inversores que se unen para financiarlas, hay muchas nuevas formas de pensar en su carrera hoy, más específicamente en las mujeres en la energía.

La población total que ocupa el sector de energía en República Dominicana es de un 74% de hombres

La población total que ocupa el sector de energía en República Dominicana es de un 74% de hombres; de hecho, los hombres cuadruplican la participación femenina, haciendo del sector de energía y agua un espacio preponderantemente masculino. Sin embargo, las condiciones desiguales que observa el campo energético tienen como uno de sus múltiples orígenes las diferentes expectativas hacia hombres y mujeres en el ámbito escolar.

¿Cuál es la mejor manera de pensar en una carrera en energía hoy en día, especialmente como mujer en un campo predominantemente dominado por hombres? Puede ser difícil pensar en una renovación masiva. Estamos hablando de un sector que no puede cerrar por remodelación como un restaurante. Esto lo hace emocionante y confuso, a la vez que abre oportunidades.

La pandemia ha motivado a las mujeres a apreciar sus experiencias, la contribución que pueden hacer en el futuro y si están actualmente en la mejor posición para seguir adelante con ellos

Kathryn Pavlovsky, directora de la práctica de Energía, Recursos e Industriales de Delotte, dijo, «lo que estoy descubriendo es que la pandemia ha motivado a las mujeres a apreciar sus experiencias, la contribución que pueden hacer en el futuro y si están actualmente en la mejor posición para seguir adelante con ellos».  Para responder la pregunta anterior, Pavlovsky menciona la capacidad de la mujer para enfocarse y hacer una diferencia con su trabajo, y a continuación desglosa algunos puntos importantes que pueden representar el aporte femenino a la industria:

Competencia empresarial que añade valor. Algo que mucha gente olvida es el precio de entrada a una carrera: tiene que ser muy buena en algo. Ya sea que estemos hablando de finanzas, marketing, tecnología de la información, recursos humanos u operaciones, por ejemplo, necesita una competencia central. Identifica en qué eres buena y luego puedes innovar, aplicando una perspectiva diferente para poder cumplir con esa competencia tradicional, pero a un nivel tan alto que agregue valor.

Piensa, ¿cómo puedes hacer las cosas de manera diferente? Comienzo por aquello que te inspira, lo que te gusta hacer, según explica Palvovsky, y luego combina eso con tus experiencias y luego tu red de relaciones puede ayudarte con asuntos del tipo, «¿cómo puedo hacer las cosas diferentes?».

Contempla la variedad. Un cambio clave que observa Pavlovsky está en la transición a una economía centrada en los ESG y en la transformación digital acelerada de la industria energética necesita de nuevas habilidades. El ecosistema está evolucionando y esto abre puertas a las mujeres y otros talentos tradicionalmente subrepresentados, incluida la opción de trabajar de forma remota.

En el mundo, la formación de grupos de mujeres tanto para la dimensión de necesidades básicas como de participación económica y académica ha ido en aumento en los últimos años. En el ámbito rural, las mujeres ahora forman parte de comités o asociaciones de energía o integran grupos específicos de mujeres para el desarrollo e implementación de algún uso productivo o comunitario que las beneficie a ellas y a sus descendientes. En este caso, hay grupos de mujeres que se han vuelto empresarias, aprendiendo además del funcionamiento de sus sistemas de electrificación mediante energías renovables.

Es posible que en los próximos años deban incluir en el impulso de las carreras STEM al campo de la energía. Un sector eléctrico empoderado puede generar grandes cambios con un enfoque climático importante de analizar. (KR)

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

CONTINÚE LEYENDO

Related Posts

No Content Available
Next Post