[stock_market_widget type="ticker-quotes" template="background" color="blue" assets="AAPL,GOOG,FB,TSLA,PYPL,MSFT,AMZN,INTC,CMCSA" speed="50" direction="left" pause="true" api="yf" style="background: #000100;font-size:13px;padding-bottom: 0;"]
Brand Content Women

Tania Alcázar de Añaños, directora y fundadora Industrias San Miguel

Una historia de éxito familiar así es la de Tanía Alcázar de Añaños, fundadora de Industrias San Miguel, empresa de bebidas y alimentos, cuya historia nació en Ayacucho, Perú, y de la que hoy forman parte millones de familias alrededor del mundo.

2 marzo 2022

Esta emprendedora mujer, con corazón dominicano, se formó como ingeniero Químico en la Universidad de Huamanga, en su natal Perú, casa de estudios que le otorgó el título honorífico de Doctor honoris causa.

Alcázar de Añaños ha sabido equilibrar sus pasiones para lograr el éxito en cada proyecto a pesar de las vicisitudes.

Los valores familiares han sido pieza fundamental. Su padre ingeniero agrónomo y empresario, su madre, ama de casa y administradora de la empresa maderera familiar, le inculcaron la importancia de la unión familiar en los negocios y la grandeza de los esfuerzos conjuntos.

Lograr visibilizar el verdadero valor que merecen las capacidades de las mujeres no ha sido tarea fácil, ¿Cómo ha logrado sentar sus bases para destacarse en su área?

Mis padres desde que éramos pequeños nos involucraron en los negocios familiares, dándonos tareas, participación y escuchando nuestras opiniones. Para mí esto ha sido parte muy importante, ya que le da la seguridad a los hijos para que ellos aprendan, hace que los hijos se integren al negocio para que después puedan continuar y así sucedió en nuestro caso.

En la Universidad de San Cristóbal de Huamanga conocí a Jorge Añaños y en 1983 nos casamos, luego empezamos como familia un pequeño negocio que se relacionaba con la distribución de cervezas.

Comenzamos ese negocio y nos fue bien, mi esposo era el vendedor y el distribuidor, y yo me encargaba de la parte administrativa y financiera. Fue así como comenzó la gran historia.

Al principio de todo, ser madre y parte del negocio, era tarea complicada, pero lo lograba con la ayuda de mi esposo, luego fuimos formando a nuestros hijos y hoy están muy preparados y calificados para poder continuar con este crecimiento que hemos tenido.

¿Cuáles han sido los mayores retos que ha enfrentado y que enseñanza le dejaron?

El terrorismo fue uno de los principales obstáculos, el primer reto fue en el momento donde nacimos como empresa, una crisis social económica, porque en 1988, había devaluación e inflación tremenda, en el 1990 hubo un paquetazo, fue un golpe para la economía, ahí supimos comprar un stock grande de azúcar, eso nos ayudó a apalancar por un tiempo.

Otra época crítica fue en el 1996, cuando una empresa nos enfrentó legalmente por el uso de las botellas genéricas de cerveza, a pesar de que no estaban patentadas. Esa fue una oportunidad porque cambiamos las botellas de cerveza por unas botellas propias y eso impactó increíblemente en nuestro crecimiento.

Al llegar a República Dominicana nos acogimos a la ley de 28-01, cuando ya habíamos invertido todo para lanzar nuestros productos al mercado, la competencia nos cambió las leyes, la hicieron retroactiva y tuvimos un momento de crisis, pero supimos sobrellevarla y hoy podemos contar con una participación de 45% del mercado.

“ Tania Alcázar de Añaños cree que darle seguridad a los hijos para que ellos aprendan, hacer que se integren al negocio para que después esto continúe”.

¿Qué aportes o legado busca dar a las nuevas generaciones?

Con nuestra experiencia queremos mostrar cómo pueden crecer los negocios familiares, lo importante de integrar a la familia al negocio, que cada miembro de la familia tenga vivencias dentro del negocio, así como lo hemos hecho con nuestros hijos y lo hicieron nuestros padres. Que los hijos aprendan cómo se trabaja y conozcan el sacrificio del trabajo basado en valores y así se motiven a seguir el camino trabajando y siendo parte. Queremos dejar la certeza de que, al descubrir las oportunidades, hay que arriesgarse y poner en práctica las oportunidades que hemos visualizado.

¿Qué cualidades considera han jugado a su favor?

Aprender a detectar las oportunidades y reinventarnos.

¿Cuáles son las metas que tiene en mente para que ISM siga con su expansión?

Nuestra visión es trascender en el tiempo y tener presencia con nuestros productos en los cinco continentes y con la maquinaria familiar y de colaboradores capacitados que hemos logrado trabajar de forma constante y unidos, estamos seguros de que lo vamos a lograr.

Hoy no solo estamos presentes como Industrias San Miguel en Perú, Chile, Brasil, Haití y República Dominicana, sino que hemos comenzado a exportar nuestros productos a todos los dominicanos residentes en New York, así como algunas islas del Caribe y otros países de Centro América.

Tania Alcázar de Añaños

Sobre Industrias San Migue

El grupo ISM, líder en producción y distribución de bebidas y alimentos, fue creado en 1988 por el patrimonio formado por Jorge Añaños y Tania Alcázar. En 2005 se abren su horizonte comercial ingresando como una multilatina a República Dominicana, donde inaugura su primera planta de producción en Santiago Rodríguez.

Desde sus inicios ISM se ha caracterizado por la eficiencia en sus servicios y la calidad en sus productos, factores que han contribuido, a lo largo de su historia a reafirmar su liderazgo basado en la fortaleza de sus principios y valores corporativos.

La posición que ocupa actualmente ISM, con sus marcas Kola Real, Cool Heaven, Frutop y Generade, se debe a su espíritu de sana competencia, con el cual ha sabido ganarse la preferencia de los consumidores, además, de una clara visión de largo plazo, donde el emprendimiento y la inversión han sido esenciales. ISM ha asumido una actitud de compromiso social, apoyando el arte nacional y proyectos de protección comunitaria y ambiental, que aseguran continuar por la senda de un crecimiento sostenible, dando todo su espíritu emprendedor, para alimentar un futuro próspero. Con la extensión de la ley de desarrollo fronterizo, Industrias San Miguel se compromete a seguir impulsando el desarrollo de Santiago Rodríguez, lo que generará nuevas inversiones por parte de la empresa.

De igual forma, continuará con los proyectos de economía circular y protección del medioambiente que viene desarrollando en República Dominicana, bajo un plan corporativo que impacta en todos los países donde tiene presencia.

Los valores de diversidad, optimismo y cercanía, sobre los que se ha constituido Industrias San Miguel, han logrado fortalecer el crecimiento de la empresa en cada uno de los países donde tiene presencia.

 

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

CONTINÚE LEYENDO

Related Posts

No Content Available
Next Post