[stock_market_widget type="ticker-quotes" template="background" color="blue" assets="AAPL,GOOG,FB,TSLA,PYPL,MSFT,AMZN,INTC,CMCSA" speed="50" direction="left" pause="true" api="yf" style="background: #000100;font-size:13px;padding-bottom: 0;"]
Influencers

The 69 year old Cover Gal

27 abril 2021

En su último libro, A woman makes a plan: advice for a lifetime of adventure, beauty, and success, la polifacética canadiense y progenitora de Elon Musk repasa una biografía que durante años estuvo lejos de ser tan exitosa.

“Ignition” parece ser la palabra “fetish” de su hijo Elon, enfant terrible del espacio sideral. “Restart” podría ser el de Maye Musk, superviviente de un matrimonio tóxico con el padre del mencionado Elon Musk; sacando fuerzas de donde no las había, tras el divorcio, comenzó a trabajar como modelo de tallas grandes, se puso a dieta y en un año perdió los 20 kilos para volver a su talla anterior. Abandonó Sudáfrica para reinventarse y cumplir dos grandes sueños: convertirse en una influyente nutricionista y en una modelo de éxito.

Sin ahorros

Cuando llegó a Canadá todos sus ahorros estaban bloquea- dos y su exmarido Errol no le mandó dinero para mantener a sus hijos; con el primer dinero que ganó compró una alfombra gruesa para que pudieran dormir en el suelo del apartamento y un ordenador para Elon. Sus tres hijos tuvieron que conseguir becas, pedir préstamos y trabajar para estudiar en la universidad y basta decir que durante muchos meses no podían comer carne roja ni una vez a la semana.

“Una Mujer, Un Plan”

Tal como recoge en el libro ‘Una Mujer, Un Plan’, su vida ha sido de todo menos fácil; pero hizo de tripas corazón, resurgiendo de sus cenizas convirtiéndose en una modelo de éxito pasados los 60. La retahíla de apariciones que dan fe de su osadía y carisma son múltiples; fue, la primera dietista que apareció en cajas de cereales Special K, participó en anuncios de Revlon, en un video de Beyoncé, posó desnuda en la portada de la revista Time para un especial sobre salud e, igualmente, posó “sin ropa” en la por- tada del semanario New York en 2011 con un falso vientre de embarazada en la que recreó la famosa fotografía de Demi Moore por Annie Leibovitz; “me puse unas braguitas de color visón y unas pezoneras del mismo tono, pero aun así me sentía totalmente desnuda”, manifestó en su momento con regocijo. Apareció también en la cubierta de Elle Canadá en 2015 y protagonizó campañas publicitarias para Target y Virgin America.

Pero aún hay más: en 2015 firmó contrato con IMG Models y en 2017, a sus 69 años, se convirtió en la modelo principal de más edad para la marca Cover- Girl, lo que para muchos equivalió a “hacer historia”. Las sorpresas siguen; hasta los 30 años tuvo el pelo castaño, después rubio hasta los 59 cuando se lo cortó y lo dejó blanco; no la llamaron para modelar en 6 meses, pero tras cambiar de agencia tuvo trabajo redoblado. Últimamente la industria de la moda le está prestando más atención que nunca; “soy un ejemplo de cómo una mujer mayor puede seguir activa”.

Top model, top business woman

Como empresaria Maye luce con igual resplandor; ha mantenido su negocio de dietista durante 45 años en 3 países y 8 ciudades impartiendo conferencias, escribiendo artículos y asesorando a pacientes. Es embajadora de la ONG Big Green, que construye huertos escolares. También es embajadora de la ONG Dress for Success que ayuda a mujeres a obtener su independencia económica mediante una red de apoyo, programas de desarrollo personal que, además, proporcionando ropa de trabajo.

Instinto temerario

Quizás este instinto para la temeridad bien administrada le venga de casta a este elegante galgo. Sus padres tenían una exitosa consulta quiropráctica que les permitía realizar viajes de aventura; en 1952 volaron 35 000 kilómetros alrededor del mundo en un avión que su padre trajo desmontado en piezas desde Canadá, siendo el primero en realizar un vuelo en avión privado desde Sudáfrica a Australia sin instrumentación electrónica. Si esto pareciera poco, durante más de diez años la familia pasó tres semanas del invierno vagando por el desierto del Kalahari en busca de la homónima legendaria Ciudad perdida de Kalahari. Parece que Maye no sólo heredó la genética homérica de sus progenitores, sino que hizo de perfecta correa de transmisión biológica, repercutiendo sangre prometeica al Ícaro espacial que salió de sus entrañas. “It- Lady with a master plan”, podría haber sido el título de su biografía.

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

CONTINÚE LEYENDO

Related Posts

Next Post