[stock_market_widget type="ticker-quotes" template="background" color="blue" assets="AAPL,GOOG,FB,TSLA,PYPL,MSFT,AMZN,INTC,CMCSA" speed="50" direction="left" pause="true" api="yf" style="background: #000100;font-size:13px;padding-bottom: 0;"]
Influencers

Tolekan Ismailova: La ‘no’ influencer con amplio impacto social en Kirguistán

30 julio 2021

A veces conviene revisar la definición de la palabra ‘Influencer’. Con la llegada de las redes sociales muchas veces nos vemos limitados a un número de seguidores, ignorando a todas las mujeres que están creando un impacto social significativo fuera del mundo digital: Tolekan Ismailova, es una de ellas.

Ganadora del Premio de la República Francesa «Libertad, Igualdad y Fraternidad» y directora de Bir Duino Kyrgyzstan (BDK), One World Kirguistán, que ofrece asesoramiento legal, aboga por los derechos de las mujeres, el trabajo y la tierra, el seguimiento de las elecciones y la libertad de los defensores de los derechos humanos. Además, ha trabajado arduamente para aumentar la participación ciudadana entre la juventud y los grupos marginados, utilizando el marco de la Constitución de la República.

Tolekan Ismailova

La República de Kirguistán, es un antiguo país soviético sin salida al mar, ubicado entre Kazajstán, Uzbekistán, Tayikistán y China. Las divisiones entre sus 80 etnias plagan el país de 6.5 millones de habitantes donde el 75% son agricultores. La política patriarcal y de clanes profundamente arraigada, la corrupción, el tráfico de drogas y de personas enmascaran medidas de opresión.

Tolekan Ismailova es una temeraria como activista. La violencia patriarcal y diversas formas de intimidación contra activistas cívicos es una norma aceptada en Kirguistán. Los ‘vigilantes enmascarados’ (narcotraficantes), a menudo atacan reuniones y eventos de activistas, como el memorial que hacen del Día de la Mujer.

Ismailova es una de las fundadoras del Foro ONG de Kirguistán en 1996, que ayudó a aprobar la primera ley, en 1999, sobre la formación de ONG cuando los candidatos independientes se unieron al Parlamento y presidenta de la ONG Coalition for Democracy and Civil Society, unió al sector ONG del país con la sociedad civil y el monitoreo de las elecciones y ayudó a aprobar un código electoral de 1998. Ella y sus colegas fueron etiquetados como «agentes extranjeros y espías» por las autoridades locales, lo que llevó a la primera persecución de ella por activismo cívico y elecciones justas. Completando un programa de democracia de Reagan Fascell, Ismailova regresó a su tierra natal en 2003. En diciembre de 2007 fue arrestada con activistas juveniles, como parte del «no creo» de la población.

Su red de 98.000 activistas en Kirguistán dieron vida a Ciudadanos contra la Corrupción que llevó a la fundación del Movimiento de DDHH: Bir Duino Kyrgyzstan (BDK).

Su red de 98.000 activistas en Kirguistán dieron vida a Ciudadanos contra la Corrupción que llevó a la fundación del Movimiento de DDHH: Bir Duino Kyrgyzstan (BDK), que también patrocina el Festival Internacional de Cine Documental sobre DDHH, proporcionando una plataforma para jóvenes cineastas y activistas de diferentes países. Después de la proyección del documental, «Soy gay, soy musulmán» en el Festival en 2012, las agencias centrales de inteligencia etiquetaron a Ismailova y su familia como «extremistas promotores de conflictos interétnicos e interreligiosos».

El expresidente de Kirguistán, Almazbek Atambayev, acusó a Ismailova y a otra activista, Aziza Abdirasulova, de trabajar para derrocar a su gobierno con el apoyo y la financiación de los servicios secretos extranjeros. En respuesta, Ismailova y Abdirasulova presentaron un caso judicial contra el presidente por insultar su «honor y dignidad» exigiendo una disculpa oficial, que nunca fue concedida.

Como parte de sus campañas en curso, BDK sigue exigiendo rendición de cuentas por la muerte del activista de derechos humanos Azimzhan Askarov, una etnia uzbeka kirguisa, cuya ONG Vozdukh (Aire) investigó la brutalidad policial. Fue arrestado y condenado a cadena perpetua por documentar los enfrentamientos étnicos de Kirguistán del Sur de 2010 que afectaron a ciudadanos uzbecos y provocaron 400 muertes. Las autoridades de la prisión desestimaron el mal estado de salud de Askarov mientras estaba bajo custodia. Murió bajo custodia en julio pasado.

Tolekan Ismailova
Fotografía: Civic Solidarity Platform

Tolekan Ismailova es una mujer cuyo fuego interior se ha esparcido a lo largo de su país y su activismo social ha traspasado incluso fronteras, donde ahora se toma como ejemplo de valentía y perseverancia. Recientemente hizo un llamado abierto al presidente de Kirguistán, Sadyr Japarov, donde solicitó en nombre de la familia Askarov, los defensores de los derechos humanos y la comunidad internacional «restaurar el estado de derecho y la justicia» pidiendo la absolución póstuma de Askarov. También solicitó una indemnización para la familia y presentó cargos contra los funcionarios implicados en la muerte de Askarov.

“Esto ayudará a Kirguistán a recuperar su imagen y estatus de estado independiente, en la ONU, la OSCE y la Unión Europea, como un país comprometido con los valores universales, la humanidad y la justicia, respetando los derechos humanos de cada persona, luchando contra la impunidad en el mundo, y apuntando al desarrollo sostenible ”, se lee en el comunicado. Restaurando los derechos humanos de Askarov, el llamado es para recuperar la confianza en el gobierno, «pisoteado durante los 30 años de independencia por funcionarios corruptos y el sistema de clanes familiares».

Tolekan Ismailova
Fotografía: Sputnik Mundo

Con el apoyo de muchas ONG, Tolekan Ismailova también trabaja en estrecha colaboración con Aida Kasymalieva, de 33 años, la parlamentaria más joven de Kirguistán y ex periodista que cubrió temas de mujeres, novias de niños y secuestros de novias. Cuando Kasymalieva planteó el reconocimiento y la resolución de estos problemas durante una  sesión del parlamento , sus colegas masculinos simplemente se retiraron.

Este tipo de mujeres, particularmente, merecen el honor de llamarse influencers. Aunque sus Instagram no estén plagados de seguidores, ellas se han planteado transformar su entorno.

 

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

CONTINÚE LEYENDO

Related Posts

Next Post