[stock_market_widget type="ticker-quotes" template="background" color="blue" assets="AAPL,GOOG,FB,TSLA,PYPL,MSFT,AMZN,INTC,CMCSA" speed="50" direction="left" pause="true" api="yf" style="background: #000100;font-size:13px;padding-bottom: 0;"]
Business

Más que un negocio, es la escalada empresarial de la mujer dominicana

20 septiembre 2021

Dicen que la crisis es la madre de la creatividad y así queda demostrado por la perseverancia que muestra la mujer dominicana por alcanzar el máximo reconocimiento en el mundo de los negocios: motivándola a emprender.  Enhorabuena, porque son precisamente ellas las que generan cerca del 77,3% de los empleos en el sector mipymes.

La tasa de empleo en el país era de 61%, con una gran diferencia entre mujeres (48.6%) y hombres (75.3%)

A finales del 2019, la tasa de empleo en el país era de 61%, con una gran diferencia entre mujeres (48.6%) y hombres (75.3%), siendo la participación laboral del 52.7% para ellas y del 78.7% para ellos. Por su parte, con excepción del sector de intermediación financiera, en todos los demás sectores económicos, niveles y categorías ocupacionales, el salario de las mujeres es inferior al de los hombres. La brecha salarial de República Dominicana se estima en un 18.2% calculada sobre el salario mensual, y del 13.2% sobre el salario por hora.

Contrario a los que muchos piensan, la brecha salarial de género va aumentando junto con el nivel de estudios. Al comparar ingresos de las personas ocupadas por sexo y mayor nivel educativo, la brecha va aumentando en los niveles de postgrado y maestrías, en un 50.33% y un 56.76% respectivamente.

La brecha salarial de género va aumentando junto con el nivel de estudios.

La verdad es que somos mucho más que sólo números y la mujer dominicana ha creado los mecanismos que el sistema en sí no le ofrece. Es importante, cómo queda en evidencia en un informe del PNUD sobre las ‘Mujeres y Mipymes’, la diferencia ya preexistente en el manejo empresarial según el género.

Hay claras diferencias de manifiesto, según el sexo que dirija la Mipyme, tanto en su estructura económica (inversión, venta y ganancias) como en la gestión administrativa y las modalidades operativas. Pero, ¿cómo es el emprendimiento para las mujeres? 

Las microempresas de mujeres son la gran mayoría unipersonales donde ellas mismas constituyen la principal fuerza de trabajo (62.1%); en tanto que en las que son propiedad de hombres existe una mayor fuerza laboral y el propietario delega más el trabajo en el personal contratado (46.1%).

Las microempresas de mujeres son la gran mayoría unipersonales

Por otra parte, las mujeres propietarias de mipymes suelen contratar más mujeres que hombres, 8 de cada 10 (83.3%) son mujeres, mientras que los hombres dueños de negocios contratan del total de su personal solo a un 18.9% de mujeres. Este resultado se puede relacionar a la naturaleza de los negocios liderados por mujeres, los cuales suelen orientarse hacia servicios de cuidado personal, comercialización de ropa y accesorios, elaboración y venta de alimentos, y demás categorías de negocios feminizados.

La sólida estructura cultural que ha llenado de sesgos las profesiones, es la que en gran medida, evita que la mujer dominicana se atreva a incursionar en otros terrenos incluso más rentables que ‘los confiables para mujeres’. Antes de poder mirar a República Dominicana, con un significativo avance en materia de equidad de género, incluso dentro del emprendimiento, es necesario que primero exista un reset en los esquemas sociales actuales.

Las condiciones desfavorables de las mujeres en el mercado de trabajo nacional, y específicamente del sector mipymes, nos hace reflexionar y centrar la atención en la posibilidad de que la situación se agudice a consecuencia de la crisis causada por el covid-19. Por esta razón, es necesario que las soluciones y medidas dirigidas a mitigar los efectos de la pandemia para el sector mipymes, puedan poner especial atención a la situación de las mujeres del sector. Las respuestas deben ser integrales, y adaptarse a las necesidades de las mujeres y hombres, generando condiciones equitativas, tomando en cuenta las condiciones preexistentes. (KR)

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

CONTINÚE LEYENDO

Related Posts

No Content Available
Next Post