[stock_market_widget type="ticker-quotes" template="background" color="blue" assets="AAPL,GOOG,FB,TSLA,PYPL,MSFT,AMZN,INTC,CMCSA" speed="50" direction="left" pause="true" api="yf" style="background: #000100;font-size:13px;padding-bottom: 0;"]
Business

Melinda y Bill Gates: relaciones multimillonarias que llegan a su fin

11 mayo 2021

Cuando contrajeron matrimonio ninguna de ellas estaba pensando en que se haría millonaria con el divorcio, ni siquiera habían acuerdos prenupciales, y es que sus maridos no tenían las fortunas que actualmente poseen. De una u otra manera ellas ayudaron a construir estos imperios, por lo que hoy les toca recibir los frutos. 

Luego de 27 años juntos, Bill Gates, el magnate estadounidense y cofundador de Microsoft, anunció redes sociales que su matrimonio con Melinda Gates ha llegado a su fin.

La noticia caló hondo en el mundo de los negocios y de la filantropía, puesto que aún no se cuenta con información acerca de la división de bienes de la pareja, recordemos que ambos ocupan el cuarto lugar de las fortunas más grandes del mundo.

Hace unos años decidieron donar parte de su fortuna a la fundación que lleva el nombre de la ahora ex pareja, pero otro tanto (unos 120 mil millones) no ha sido donado y deberá dividirse. ¿Pero cuánto es para cada uno? Lamentablemente por ahora se desconoce, debido a que aun no se reporta si existe un acuerdo prenupcial -lo que parece difícil, debido a que cuando contrajeron matrimonio ninguno tenía la fortuna con la que cuentan actualmente-, y tampoco se sabe en que Estado de USA han solicitado el divorcio. Cada Estado maneja sus procesos y leyes de manera independiente -en algunos se divide 50/50 y en otros es potestad del juez la decisión.

FOTO: JEAN CHRISTOPHE

Si bien han salido a aclarar que seguirán trabajando juntos, es claro que cuando hay fortunas tan grandes como la de ellos, las firmas de abogados terminan convirtiéndolos en enemigos.  Bill Gates -cofundador de Microsoft- es uno de los millonarios más importantes del globo, con una fortuna estimada en US$ 124.000 millones.

La pareja inició su relación en 1987 cuando Melinda se incorporó a Microsoft, y se casaron en 1994. Tienen tres hijos, Phoebe Adele, de 18 años; Rory John, de 21; y Jennifer Katharine, de 25.

Juntos, crearon la fundación Bill & Melinda Gates, a través de la cual donaron miles de millones de dólares para la lucha contra enfermedades infecciosas e impulsado la vacunación de menores, por lo que se convirtieron en referentes desde que comenzó la pandemia del Coronavirus. Así también, son parte de la iniciativa Giving Pledge, que insta a los millonarios a comprometerse a donar la mayor parte de su riqueza a fines benéficos.

Hablando en términos de activos e influencia, la fundación es considerada la más importante del mundo, con activos cercanos a los US$ 50 mil millones.

Si este divorcio tiene el más mínimo efecto en ella, sus consecuencias serán muy importantes. Se señala que Melinda, ahora en camino a ser libre, podría decidir alejarse para crear su propia fundación relacionada con empoderamiento femenino, tema que le apasiona desde hace muchos años.

Los mercados temen que este divorcio se convierta en una batalla legal similar a la del divorcio de Jeff Bezos y Mackenzie Tuttle hace dos años, que teminó dejando a Tuttle entre las mujeres más ricas del mundo, con un 4% de la propiedad de Amazon, entre otros bienes.

Otras millonarias post divorcio

Jocelyn Wildenstein. Se divorció de Alec Wildenstein en 1999. El juez le otorgó a Jocelyn US$2.500 millones y una suma anual de US$100 millones durante 13 años, con la condición que el dinero no fuese usado para cirugías estéticas. 

Anna Torv. En 2013 se divorció de Rupert Murdoch, el magnate de los medios de comunicación, tras un matrimonio de 32 años. Según los términos del acuerdo, US$1.700 millones de la fortuna de Rupert (que además incluía US$110 millones en efectivo) fueron para Anna. 

Sue Ann Arnall. Su divorcio con Harold Hamm, magnate petrolero y pionero del shale oil, concluyó en 2014. Al igual que Jeff Bezos no contaba con ningún tipo de acuerdo prenupcial sobre reparto de bienes en caso de divorcio, y su patrimonio ascendía a US$18.000 millones. Sin embargo, Hamm sólo le pagó a su esposa US$974 millones, el 5% del total involucrado, puesto que el Estado de Oklahoma establece que los montos a repartir son a “criterio del juez”, el que en este caso fue todo menos “equitativo”.

Elaine Wynn Se separó en 2010 por segunda vez del Magnate de los casinos de Las Vegas Steven Wynn, quien debió cederle US$741 millones en acciones de su compañía, Wynn Resorts. De esta manera, Elaine pasó a ser miembro de la Junta y la principal accionista de la compañía. 

Si el divorcio de los Gates es la cuarta parte de mediático del de Bezos, el estrés del mercado durará hasta que se cierre el caso. Muchos se preguntarán ¿En qué incide un divorcio en el mundo de los negocios?. Muy sencillo, un millonario que debe entregar la mitad o un alto porcentaje de su fortuna significa menor liquidez de la compañía, si entrega parte de sus acciones, habrá un accionista más, con voz y voto en la Junta; si el divorcio es muy agresivo, la imagen de ambos o alguno de los implicados puede verse afectada y en consecuencia las empresas de éstos en general.

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

CONTINÚE LEYENDO

Related Posts

No Content Available
Next Post