[stock_market_widget type="ticker-quotes" template="background" color="blue" assets="AAPL,GOOG,FB,TSLA,PYPL,MSFT,AMZN,INTC,CMCSA" speed="50" direction="left" pause="true" api="yf" style="background: #000100;font-size:13px;padding-bottom: 0;"]
Coaching

Educación en línea vs tradicional: un cambio de paradigma para la mujer

13 septiembre 2021

No, no se está desplazando la educación superior universitaria por cursos en línea, es que la educación en línea está mucho más cerca de la paridad de género que la tradicional, ¿por qué? Coursera ha publicado un informe de ‘mujeres y habilidades’ recientemente, con una curva ascendente importante de consumo por parte de las mujeres.

Ahora las mujeres representan el 52% de los nuevos usuarios registrados en la plataforma e-learning en 2021, en comparación con el 47% en 2019. En términos de inscripciones a los cursos en general, las mujeres casi han alcanzado la paridad, con un 49% en comparación con con solo un 42% de la matrícula total en 2019.

La reducción de la brecha de género en el aprendizaje en línea se produce en un momento en que las mujeres han sido desproporcionadamente marginadas en el trabajo tras la pandemia por coronavirus. A pesar de la recuperación económica en muchos sectores del mercado laboral, millones de mujeres permanecen desempleadas o subempleadas debido a su sobrerrepresentación en trabajos presenciales interrumpidos por Covid-19, acrecentando los retos en el cuidado infantil. Las cifras de desempleo también excluyen a los 1,6 millones de mujeres que han sido empujadas a abandonar la fuerza laboral por completo desde febrero de 2020.

¿El aprendizaje en línea podría ayudar a cerrar las brechas laborales y salariales? 

Entre las cargas familiares y del hogar y estar saturadas de servicios presenciales o trabajos de cuidado, «las mujeres llegan a la educación en línea porque es su única opción viable», dice Vandenbosch, directora de contenido de Coursera.

Tal parece que las mujeres finalmente están entendiendo que el sector de servicios de cuidado domésticos y de otro tipo, especialmente durante la pandemia, son un absoluto fracaso. Es alentador ver el contraste entre el 43% de mujeres inscritas en carreras STEM este 2021, frente al 27% que se inscribió en 2019.

“Las mujeres están viendo la escritura en la pared de que las profesiones de ayuda que fueron tan devastadas por Covid, como el comercio minorista o el cuidado de la salud o el cuidado de niños, fue un desastre”, Vandenbosch. “Pero el lugar donde las cosas son fuertes es en lo digital”.

Actualmente, Coursera está asociada a 14 empresas, incluidas Google, IBM, Salesforce y Facebook, para diseñar cursos y preparar a los usuarios sin un título universitario o experiencia en tecnología para una variedad de trabajos digitales en demanda. Por ejemplo, Google anunció en 2020 tres nuevos programas de certificación en línea en análisis de datos, gestión de proyectos y diseño de experiencia de usuario a través de Coursera. Los cursos de tres a seis meses se consideran el equivalente a un título universitario de cuatro años para puestos relacionados de nivel de entrada en la empresa.

¿El aprendizaje está diseñado para mujeres? 

Para animar a las mujeres a acceder al aprendizaje y certificaciones en línea, las plataformas de aprendizaje electrónico deben diseñarse teniendo en cuenta las necesidades de las mujeres, asegura Vandenbosch. En Coursera, eso significa asegurarse de que todas las conferencias del curso sean 10 minutos o menos y se puedan realizar en un dispositivo móvil, para adaptarse a las restricciones desproporcionadas de las mujeres. La plataforma también ha aumentado el uso de evaluaciones integradas, como cuestionarios cortos, para que los alumnos puedan saber si están en el camino correcto a lo largo de un curso.

Otro factor importante es asegurarse de que las mujeres estén bien representadas como maestras e instructoras en toda la plataforma, especialmente con sus clases centradas en STEM, ya que es más probable que las mujeres se inscriban en clases impartidas por mujeres, según la investigación interna de Coursera.

“Somos muy claros con nuestros socios para asegurarnos de que las personas que imparten sus cursos sean diversas en términos de género, composición racial y posición económica”, dice Vandenbosch, especialmente por sus certificaciones de la industria. Actualmente, aproximadamente el 39% de los cursos de Coursera son impartidos por instructoras.

Empleadores deben garantizar el aprendizaje continuo de las mujeres 

En 2021, las mujeres constituyen el 57% de los usuarios de Coursera que tienen acceso a la plataforma a través de una agencia gubernamental, como un programa de reingreso a la fuerza laboral, y el 54% de los usuarios con acceso a través de su universidad. Pero aquellos que tienen acceso desde un empleador, como un beneficio otorgado por el lugar de trabajo, representa apenas el 32% de la población total de estudiantes en línea.

Para cerrar aún más la brecha salarial y de trabajo, Vandenbosch dice que las empresas deben ser más proactivas para alentar a las mujeres a mejorar y volver a capacitarse, como una forma además de decirles que si están siendo consideradas para una promoción o nuevo trabajo a realizar.

Los empleadores también deben hacer del aprendizaje continuo una prioridad empresarial sin sobrecargar a los empleados, especialmente a las mujeres, que tienen más probabilidades de tener que realizar tareas adicionales no remuneradas y no reconocidas. Esto podría significar incorporar el trabajo del curso en las tareas laborales y los objetivos de desempeño de una persona, y trabajar con ella para reservar el tiempo y los recursos necesarios para ello.

Este debería ser el siguiente paso a tomar de las empresas para garantizar la igualdad, pero aún falta un poco para reconocer, en primer lugar, el valor de los estudios en línea. (KR) educación en línea. 

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

CONTINÚE LEYENDO

Related Posts

No Content Available
Next Post