[stock_market_widget type="ticker-quotes" template="background" color="blue" assets="AAPL,GOOG,FB,TSLA,PYPL,MSFT,AMZN,INTC,CMCSA" speed="50" direction="left" pause="true" api="yf" style="background: #000100;font-size:13px;padding-bottom: 0;"]
Coaching

Los 7 principios del empoderamiento de la mujer en los negocios

17 noviembre 2021

Ni la belleza es sinónimo de éxito ni la felicidad llega con un esperadísimo príncipe azul. Aún son muchos los estereotipos y barreras de género pendientes de pasar a la historia para alcanzar el empoderamiento de la mujer. Todavía son muchos los niños y niñas que creen que ocupan lugares diferentes en la sociedad. Pero lo peor, son la enorme cantidad de mujeres que en los negocios van a pérdida por temor a pedir acorde a sus capacidades.

Son demasiadas las investigaciones que han demostrado cómo la diversidad de género permite mejorar el rendimiento de las empresas. La experiencia y las diversas investigaciones de ONU Mujeres, Pacto Global, agencias de Naciones Unidas, el Banco Mundial y el Foro Económico Mundial refuerzan estos hallazgos. Asimismo los gobiernos reconocen que la inclusión de la mujer lleva al desarrollo y que alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los planes nacionales de desarrollo depende de la equidad de género.

En un mundo cada vez más globalizado e interconectado, hacer uso del capital social y económico es fundamental para el éxito. Sin embargo, las mujeres aún deben enfrentar situaciones de discriminación, marginalización y exclusión. Por eso herramientas como los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres son centrales para los diferentes actores del entramado empresarial.

¿Qué son los principios de empoderamiento para mujeres?

Los Principios para el Empoderamiento Femenino es una guía para lograr empoderar a la mujer en el trabajo, el mercado y la comunidad. Estos son una adaptación de los Principios Calvert para las Mujeres y son el resultado de la colaboración entre ONU Mujeres y el Pacto Global. El desarrollo de los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres incluyó stakeholders internacionales.

Bajo el título, La Igualdad es Buen Negocio, los Principios hacen énfasis en la acción de las empresas para promover la equidad de género. Además, orientan a las organizaciones sobre elaboración de programas de Responsabilidad Social Corporativa incluyentes y que permiten informar su compromiso a los stakeholders.

Los siete principios

  1. Promover la igualdad de género desde la dirección al más alto nivel. Existen muchas técnicas para garantizar la igualdad de género, entre las que tendremos: realizar el reclutamiento de personal con perspectiva de género y cumpliendo cuotas; impulsar los equipos de trabajo igualitarios; celebrar públicamente los logros; mantener una escucha activa hacia el equipo.
  2. Tratar a todos los hombres y mujeres de forma equitativa en el trabajo, respetando y defendiendo los derechos humanos y la no discriminación. Esto incluye el acortamiento de la brecha salarial, ajustando la tabla salarial de la organización por cargos y capacidades, teniendo en cuenta el aporte tangible a la empresa sin distinción de género. Esta medida es una de las más eficaces en el empoderamiento de la mujer.
  3. Velar por la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores y trabajadoras. Esto incluye el garantizar un ambiente equilibrado que preserve la salud mental de los trabajadores.
  4. Promover la educación, la formación y el desarrollo profesional de las mujeres. En República Dominicana recientemente se han impulsado una gran cantidad de programas, incluso con iniciativas extranjeras en las carreras STEM como Oracle y Google. Son movimientos importantes que impulsan a las mujeres a ocupar aquellos nichos profesionales donde impera la desigualdad.
  5. Llevar a cabo prácticas de desarrollo empresarial, cadena de suministro y marketing a favor del empoderamiento de las mujeres. Una buena manera de fomentar mensajes que empoderen, es estableciendo una línea de comunicación corporativa que celebre el talento de sus empleadas y exalte el buen trabajo sin distinción de género.
  6. Promover la igualdad mediante iniciativas comunitarias y cabildeo. El liderazgo positivo es fundamental para avanzar en este terreno. La igualdad es un buen negocio.
  7. Evaluar y difundir los progresos realizados a favor de la igualdad de género. Una vez has logrado avances importantes en la igualdad de género dentro de tu empresa, es importante conseguir la estrategia correcta para darlo a conocer al mundo.

¿Por qué se debe empoderar a la mujer desde la infancia?

Construir mujeres de negocios, no tiene porqué ser una tarea exclusiva entre adultos. En el mundo se estima que hay 1,100 millones de niñas con 1,100 millones de sueños que no deberían conseguir un obstáculo en los roles de género. Enseñarles a las niñas que son dueñas de su futuro, es una tarea conjunta de la familia, la escuela, los medios de comunicación y todo los miembros de su entorno.

Hay que fomentar la autoestima y el empoderamiento desde una edad temprana, a través de claves como la comunicación, el liderazgo o la negociación, entre otras. En definitiva, para alcanzar la igualdad hay que cambiar el diálogo desde temprana edad, para que las nuevas generaciones sean motores del cambio.

Para fortalecer la autoestima, es importante reforzar el mensaje de que aprendan a ser valientes y no perfectas. A la mayoría de las niñas se les ha enseñado a evitar el fracaso y el riesgo para centrarse en juegos seguros, en ser perfectas en todo lo que hagan. Mientras tanto, a los niños se les anima a arriesgar, a ser valientes y poderosos, a no darse nunca por vencidos. ¿Por qué enseñamos a las niñas a ser perfectas y a los niños a ser valientes? Ellas también deben saber dejar el miedo a un lado para enfrentarse a los desafíos de la vida y aprender así de sus errores y aciertos.

De acuerdo a una investigación publicada en la revista Science, las niñas comienzan a sentirse menos inteligentes que los niños a partir de los 6 años. Desde edades tempranas, los estereotipos de género hacen mella en los intereses y aspiraciones de las niñas, quienes empiezan a evitar actividades relativas a los niños que consideran «brillantes».

La igualdad de género no es sólo un objetivo de desarrollo en sí mismo, sino un medio imprescindible para lograr todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Sólo con hombres y mujeres conviviendo en igualdad será posible solventar los conflictos políticos, el crecimiento económico, la prevención de las enfermedades, el cambio climático  y, en definitiva, garantizar la sostenibilidad del mundo. (KR) empoderamiento de la mujer

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

CONTINÚE LEYENDO

Related Posts

No Content Available
Next Post