[stock_market_widget type="ticker-quotes" template="background" color="blue" assets="AAPL,GOOG,FB,TSLA,PYPL,MSFT,AMZN,INTC,CMCSA" speed="50" direction="left" pause="true" api="yf" style="background: #000100;font-size:13px;padding-bottom: 0;"]
Lifestyle

JJOO Tokio 2020: ¿Desafortunado sexismo o un error de sus atletas femeninas?

18 julio 2021

Los Juegos Olímpicos se acercan y con ellos toda una expectativa de conocer los países que se llevarán la mayor cantidad posible de medallas de oro a casa. Cada disciplina tiene su normativa y niveles de exigencia, pero parece que este año en los JJOO Tokio 2020 las cosas se han ido un poco más allá cuando se implementan con las deportistas afroamericanas. ¿Será una coincidencia o se trata de un revés racial y de género?

Fotografía: Marca

Aún no se ha encendido la antorcha y podemos contabilizar algunas bajas. Por una parte, se encuentran las velocistas namibias Christine Mboma y Beatrice Masilingi que no fueron elegibles para competir en los 400 metros femeninos en los Juegos Olímpicos de Tokio debido a niveles naturalmente altos de testosterona. Una pérdida para el encuentro deportivo, si tenemos en cuenta que Mboma y Masilingi han entregado cuatro de los cinco mejores tiempos de 400 metros en el mundo este año.

Desde el año 2018 el World Athletics prohibió a los atletas que tenían niveles elevados de testosterona en sangre competir en carreras femeninas de 400 metros a una milla de distancia en competencias internacionales, por lo que esas atletas deben reducir sus niveles de testosterona con medicamentos, lo que según World Athletics garantiza una competencia justa.

JJOO Tokio 2020
Fotografía: YouNoticias

Por otra parte, la atleta estadounidense Gwen Berry dice que todavía está pensando en cómo marcar potencialmente el momento si llegara al podio en los Juegos Olímpicos de Tokio dado su historial de protestas en los principales eventos de atletismo. Sin embargo, su meta se ha visto frustrada al negarle la participación luego de un incidente el mes pasado. Después de calificar para sus segundos Juegos, la lanzadora de martillo Berry se apartó de la bandera mientras jugaba «The Star-Spangled Banner» durante la ceremonia de entrega de medallas y se cubrió la cabeza con una camiseta que decía «atleta activista».

Sus acciones llamaron la atención de partidarios y críticos por igual, especialmente antes de Tokio 2020, donde el Comité Olímpico Internacional (COI) ha mantenido la prohibición de la Regla 50 que impide que los atletas protesten o se manifiesten.

JJOO Tokio 2020
Fotografía: WFLA

El tercer caso de censura en los JJOO Tokio 2020 es quizás uno de los más lamentables: Sha’Carri Richardson no pasó la prueba de dopaje. Uno de las atletas más cautivadoras de Estados Unidos, una atleta magnética conocida por su cabello tecnicolor, uñas largas y entrevistas fluidas, que dejó a muchos fanáticos estadounidenses entristecidos, atónitos y confundidos. Mientras que algunos cuestionaron por qué usaría una droga ampliamente conocida por estar en la lista de sustancias prohibidas, otros se preguntaron por qué una sustancia que la mayoría de los estadounidenses considera inofensiva permanece en esa lista junto con los esteroides anabólicos y los agentes enmascaradores.

JJOO Tokio 2020
Fotografía: Sports Illustrated

Pero no ha sido la única afroamericana en ser censurada por este motivo, también Brianna McNeal ha ganado una cancelación de cinco años por violar las reglas antidopaje, pudiendo terminar con su carrera. Según los detalles del caso publicados el viernes por la Unidad de Integridad del Atletismo, que es el brazo antidopaje de World Athletics, McNeal se perdió una prueba de dopaje en enero de 2020 después de un aborto, luego cambió la fecha del procedimiento en los formularios médicos porque ella pensó erróneamente que su médico se había equivocado en la fecha.

La AIU acusó a McNeal de manipulación. En una audiencia en abril ante un tribunal disciplinario, argumentó que ella había falsificado las notas del médico con la intención de engañar a los oficiales antidopaje y evitar ser sancionada por faltar a la prueba. McNeal afirmó que estaba deprimida y desorientada después del procedimiento y cometió un error honesto.

«Como atleta limpia, no me siento protegida por este sistema, pero creo que mis sentimientos son irrelevantes, porque el sistema simplemente me quitó la carrera», escribió McNeal en Instagram. «Estoy agradecida por todos los que me han mostrado apoyo y compasión, pero nunca me recuperaré de esta angustia«.

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.

CONTINÚE LEYENDO

Related Posts

Next Post